¿Cómo jugar?

Como sabemos sería fantástico jugar a emuladores en una Xbox One. Lamentablemente Microsoft ha decidido no permitir emuladores en la Tienda, por lo que es básicamente imposible instalar y ejecutar un emulador de una manera normal. Para superar este obstáculo hemos dado con otra solución. Todo el proceso es un poco más complejo que simplemente descargar una aplicación de la tienda, pero no es difícil si sigue las instrucciones paso a paso. El breve desglose de la solución.

  1. Regístrese como desarrollador de aplicaciones para Windows o la alternativa de compartir cuenta de desarrollador.
  2. Cambie la Xbox One a Modo Dev.
  3. Descarga el Window 10 SDK a su PC.
  4. Compre y descargue un emulador de la Tienda.
  5. Instale (cargue) el emulador dentro de la Xbox One.
  6. Disfrutar jugando.

Para obtener una descripción detallada de la solución clickea aquí.